Presupuesto y Gastos de Inversion en Colombia

Presupuesto y Gastos de Inversion en Colombia

Uncategorized

Desde el periódo 2015 Colombia viene reduciendo su presupuesto y Gastos de Inversion. Sin embargo, en 2017 tuvo un leve repunte.

Colombia funcionó en el año 2015 con $216,2 billones, lo cual implicó una reducción del 10% en sus gastos de funcionamiento, algo que no es poco en el presupuesto de un país. Si bien el ministro de Hacienda lo anunció como un ajuste en el gasto que contempla más recursos para inversión, se sospecha que no se trata más que de eufemismos, cuando realmente se trata de un ajuste, sin más.

El período 2016 sufrió un recorte de 6 billones en el presupuesto, dado que el gobierno tuvo en cuenta el gasto con un precio del petróleo rondando los 50 dólares por barril y luego resultó que el precio se ubicó más cerca de los 30 dólares.

Para el año 2017, sin embargo, se planea un leve repunte contando con un monto de 224,4 billones de pesos. La sesión de aprobación en el congreso fue bastante complicada, dado que todos presentaron propuestas para la asignación de recursos, pero todo el proyecto tenía el tiempo en contra.

La jornada culminó con la aprobación del presupuesto, aunque con algunos votos en contra.

Petroleras de Colombia

Petroleras de Colombia

Uncategorized

Las nuevas tecnologías están intentando encontrar una forma de reemplazar el uso del petróleo. Es que hay una realidad que ya no podemos dejar de lado: el petróleo se está acabando. Pero los intereses económicos son muy grandes y pareciera que nadie va a parar de explotar las Petroleras de Colombia hasta que estos no desaparezcan del todo. 

Los medios ya lo anunciaron en el 2016, a Colombia solo le quedan cinco años de reservas petroleras. Los precios descienden, las empresas dejaron de invertir en la exploración para encontrar nuevos pozos. El Gobierno hace oídos sordos. 

La Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros (Campetrol), proyecta a partir de los precios del crudo de petróleo actuales -aproximadamente 30 dólares el barril- que Colombia dejará de ser autónoma en esta área, ya que las reservas se vaciarán muy rápido. Esto quiere decir que en menos de cinco años el país petrolero por excelencia podría convertirse en importador de petróleo, teniendo esto graves consecuencias para los precios de los bienes, para las finanzas del país entero y, especialmente, para las regiones productoras que hace décadas se dedican a esta actividad. Seguir extrayendo el crudo comenzaría a no dar beneficios frente a los ingresos. El oro negro está llegando a su fin.